Cuento Inventado Para Tarea de Colegio

Me podrian decir que opinan de mi siguiente cuento?

¿que tal les parece la idea? critiquenla porfavor

La Funesta Actitud del Ser Elemental.
Los rayos del alba tocan a la ventana de la habitación de Osvaldo, hoy es el magnifico día en que recibirá el regalo anhelado por mucho tiempo. Se viste con la ansiedad de un pequeño, desayuna y les informa a sus padres que esta preparado. Sus papás impasibles observan a su hijo caminar hacia el carro con el temple óptimo, tiene 7 años recién cumplidos y parece ser que será una persona muy prometedora.
El carro avanza veloz y esta cercano a llegar al Samborns de la plaza de las estrellas (galerías) donde el niño tendrá varias opciones de elfos para escoger como regalo de cumpleaños. El niño vacila en escoger al elfo de la riqueza Dagda o al elfo de la salud Ariel. Elige a Dagda, un señor elfo vestido de rojo con barba blanca y una tez morena y soberbia. Sus padres lo pagan y el señor elfo y Osvaldo se vuelven amigos.
Todo era alegría con Dagda, era el confidente de Osvaldo, el niño le ofrendaba en la noche vino tinto y galletas, era un amigo incondicional con el cual podía desahogarse sin recibir críticas de ningún tipo, quería mucho a Dagda… llego a considerarlo su mejor amigo, se vieron involucrados en todo tipo de aventuras. Un día le escondieron la mochila a una chica. Osvaldo, oculto en las sombras del patio escolar, estaba con Dagda divirtiéndose viendo buscar a su amiga su mochila, en ese momento se produjo un extraño efecto óptico, el niño podría jurar haber visto un instante a su elfo de pie.
La comida ofrecida al señor elfo, comenzó a desaparecer diario, el niño (con frustración creciente) expuso sus ideas a Dagda
-“Me daría gusto que en verdad estuvieras vivo" aunque no debes de comer tanto.
Lo que Osvaldo ignoraba es que su parte negativa se había emplazado en el elfo, y detrás de esos ojos de plástico, el yo maligno de Osvaldo escuchaba atento.
Llego aquella noche atroz de noviembre, donde la perturbación y el odio comenzaron a reinar en el hogar. La madre y el padre discutían casi todo el día, las plantas se tornaron marchitas, el perro bock se mostraba muy agresivo con el elfo y con Osvaldo, el niño comenzaba a sentir remordimientos por las pequeñas travesuras que había realizad… se había convertido en un niño sin mancha alguna de maldad.
Osvaldo fue a la cama con su amigo Dagda, descansaba imperturbable, cuando escucho en el pasillo un extraño parloteo, el señor elfo no estaba, lo cual molesto al pequeño, pensó que su perro Bock le había echo daño, volvió a escuchar aquel sonido que traspaso sus oídos, en ese momento el chiquillo, lleno de incertidumbre decidió salir a ver.
Con una nitidez muy imprecisa y no muy favorable logro ver una figura pequeña y difusa a la lejanía acercándose a la habitación de sus progenitores. Lleno de osadía decidió ir a ver, una extraña sensación asalto a la imaginación de Osvaldo, por un momento los pasos se hacían interminables y acudían a el la sed y el temor, se sentía en un desierto desconectado de toda urbe.
Por fin, llego a la habitación diáfana, y la imagen lo paralizo, vio al señor elfo absorbiendo un halo de luz de los cuerpos de sus padres, aterrado desgarro el silencio con un profundo grito, el señor elfo volteo y en su cara se calco una mueca sombría y autosuficiente acentuándose las sombras de su rostro.
-Tu eres mi autor, me creaste con los momentos perversos disfrazados de diversión, en ellos me transmitiste vida, veras, pienso que la vida es una sustancia positiva y eterna…
Osvaldo parecía no entender el dialogo y las causas expuestas por Dagda, el elfo al percatarse de ello agrego con desprecio:
-Cierto, eres tan solo un niño, no puedes entender a este ser elemental, aunque tu mente sea grande y evoque muchos recuerdos… incluso de vidas pasadas. Mis diálogos son difíciles de entender por ti, que tan solo cuentas con 7 años.
Al no entender con mucha claridad, Osvaldo se abalanzo sobre el elfo, pero al ser noche, la fuerza de la criatura maligna se vio incrementada y así sus poderes mágicos crecieron, en un suspirar el elfo paralizo al niño. Osvaldo espantado pedía un milagro. Inmovilizado el niño sollozaba pensando que su fin estaba cerca.
En ese momento el milagro se concedió. Su padre cautelosamente se despertó, observo atemorizado y tomo un encendedor quemando al elfo, pero sucedió una consecuencia secundaria. Mientras el elfo ardía en las llamas, el pequeño Osvaldo se incendio también. Los padres impotentes no hallaron forma de salvar a su hijo. Al ser el elfo la parte negativa del pequeño Osvaldo, las dos partes, buena y mala se neutralizaron al morir juntos. Osvaldo estaba condenado a morir, porque sin malo no existe bueno.
Los ritos funerarios fueron muy lamentables, había muerto un héroe, un niño pequeño que no conoció el mundo.
  • Digg
  • del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Yahoo! Buzz
  • Technorati
  • Facebook
  • TwitThis
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Live
  • Google
  • Reddit
  • Sphinn
  • Propeller
  • Slashdot
  • Netvibes

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Despues de enviar tu comentario, visita la portada principal del blog
Afiliado Clickbank